sábado, 19 de noviembre de 2016

Estoy a casi nada de pegarme un tiro.
Ni siquiera haré ruido para no molestarte.

Piénsame un poco, por favor.

viernes, 14 de octubre de 2016

Que disfrutarás, un poco por favor, las cosas que hago para que te sientas mejor.
Puede no funcionar o que todo sea ilusorio.

No soy funcional con todo lo que nos falta.


domingo, 9 de octubre de 2016

Quisiera, como tal vez no sabes, abrazarte diez veces. Mantenerme a presión constante en tu cuerpo. Contigo. Podría, algunas veces, llorar menos fuerte. Menos histérico o dramático. O dejarme llevar por el dolor hasta arrojarme frente a un auto en cualquier punto de esta ciudad.

Da lo mismo. Los once segundos diarios donde piensas en mi (sin quererlo, seguramente). La poca importancia a unas cuantas letras sinceras. No voy a negarlo, los poemas cada vez son más y más raros. Te cuidas de no leerme o de no sentirme en lo absoluto.




domingo, 2 de octubre de 2016

Y espero, como siempre, que disfrutes cada momento, instante o pequeña porción breve de tiempo.
Viajes a los sitios que te gustan, encriptarte en días que no son los míos. Imprimir tu silueta en las calles de otra ciudad..

Porque aunque nunca hicimos lo que más querías, tienes toda la eternidad para decidir si un día quisieras intentarlo de nuevo conmigo. Sin juegos. Real como debe ser.




viernes, 30 de septiembre de 2016

Cuando menos lo esperes.. Abandonaré toda esperanza para sitiarme en cualquier parte de tu alma. No tienes que admitirlo ni entenderlo, el simple paso del tiempo, supongo, te hará verme de una mejor manera.

O tal vez estoy equivocado y seguirás odiándome indefinidamente por la eternidad.

domingo, 18 de septiembre de 2016

Mi corazón se desploma después de verte.

No es algo malo, solamente me siento débil, inútil, vacío, ansioso y poco valorado.
Lo siento, de verdad lo siento.. Ahora entiendo tus días grises junto a mi.
Lamento no haber sido más comprensivo y menos arrogante.

Después de todo, no creo ser una tan terrible persona. El noble corazón que un día dijiste que yo tenía sigue en el mismo sitio, un poco mayor, cansado y revuelto. Con sangre tibia bombeando hacia algunas partes de mi cuerpo. Soy la misma persona, con casi una cantidad infinita de defectos, con virtudes olvidadas y tú con todos mis desencuentros. No alcancé la expectativa que tenías en mi. Te fallé de todas las formas que alguien puede fallar.

Soy casi lo mismo. Más gordo y con cabello extra. Con parte de mi espíritu muy quebrado. Arrollado. Mis asuntos sé que no son los mejores o más valiosos. Sé que no le dan un plus a tu vida diaria..
Menos mis lágrimas, mis cartas o mis flores. No espero que regreses corriendo a mi con estos tontos detalles que planeo cuidadosamente. Que escribo intensamente todos los días. Que derramo en el trabajo, en casa, en el fútbol. Comiendo, cenando, duchándome, dormido y cuando te canto.

No sé que pasa conmigo. Supongo que es el estrés post-verte que me aniquila. El desosiego abrumador que no puede darme más que platicas intranquilas. ¿Qué más?

Mi corazón se despedaza después de verte. No es malo.. Solo es que no puedo cumplir mis mayores anhelos.

Te deseo. No es un deseo sexual (que también poseo por tu maravilloso cuerpo). Podría estar todo lo alejado del sexo y no me importaría. Es un deseo, un anhelo ferviente, que termina con mi energía y con mi sangre hirviente.

Te amo. No lo escondo. No lo hago menos (aunque creo que tú sí y no te culpo, estrella).
Porque amarte me da la pauta para intentar ser mejor..

No me olvides.




jueves, 15 de septiembre de 2016

Me gustan las flores. Escribir cartas. Beber bastante Leer un poco. Imaginar universos constantes.
¿Qué importaba tener cosas en común (que realmente sí teníamos) cuándo se podía estar enamorado?

No quiero seguir preguntándome cómo habría sido todo..



Disfruta las flores que llegan a casa. Ojalá fuera así.


martes, 13 de septiembre de 2016

Es un nuevo día.. No hay tanto por lo cual emocionarse.
Firme y es todo.

sábado, 10 de septiembre de 2016

lunes, 5 de septiembre de 2016

miércoles, 31 de agosto de 2016

Desde el fondo de todos los sitios, gracias por haber sido extraordinaria conmigo.
Me siento aturdido por el final.




martes, 30 de agosto de 2016

Hay pocas posibilidades de sobrevivir.
Y ojalá todo el mundo se burlara de mi como en la primaria o secundaria.
No me interesa nada ya.


lunes, 29 de agosto de 2016

Espero que puedas quedarte con uno o dos recuerdos buenos de mi.
Breves, si pudiera elegir por ti, casi constantes..






viernes, 26 de agosto de 2016

A los siempre mejores momentos

Me dejo contemplando parte de la mañana. Está quieta mi mano (después de años de tristeza, muchos tragos y miserable convivencia con seres extraños) antes de encender mi auto. Quiero dirigirme a casa, sentarme en el jardín y añorar los días que no van a venir.

¿Está bien?

Puedo humedecer mis ojos, clausurar indefinidamente las ganas de leerte, creer que finalmente volverán las buenas sensaciones a destrozar mi cuerpo, mi mente, toda la esencia de muerte..

Necesito poseer tu cuerpo, alejar la maldad de mi centro de gravedad, pulir mi cerebro gris, contemplar como bebes té y ves TV. Deseo llorar, que me veas, que olvides mi bienestar. 

A los siempre mejores momentos que tuve contigo, no le sumo algo, no le resto nada.
Gracias, tengo mil cartas que entregarte y, si tú lo quieres, un breve beso, un largo abrazo, disipar la ausencia de amor en vida, arriesgarnos a sentirnos mutuamente otra vez.




sábado, 20 de agosto de 2016

No podré olvidarte..

..Y la sensación de que voy a morir no tendría nada malo,
si pudiera morir a tu lado. Anciano, aburrido, introvertido.

Los últimos años mi vida han sido un desastre. Un caos.
¿Quién iba a pensar que terminaría tan mal?
¿Quién dudaría de esta persona con un, aparentemente, noble corazón?

Es extraño la forma en que veo todo. No estoy seguro porque es complicado extrañarte. Hoy y ultimamente, solo he sentido el rechazo.

¡Qué doloroso es saber que no volveremos a vernos!
O tomarnos de la mano para regalarnos un beso.

Me consume la ansiedad y me sangran las sonrisas.
Me hace triste saber que vas bien en tu vida (sin mi).

Te amo y siempre lo haré. En todos lados, a toda hora, en cualquier espacio.
Porque retroceder en el tiempo no es un privilegio que poseo, me arrepiento de lo que has vivido.

No podré olvidarte.


viernes, 19 de agosto de 2016

Para cualquier día.. Estaría bien salir a caminar. Recitarte los poemas que aún tengo guardados para ti. Publicar mi libro, dedicarte las horas en las que no puedo vivir.

Arropar tus recuerdos, navegar con el aflasto hacia tu casa (y que importa el norte).
Sentirme parte de tu universo una última vez.

Es imposible pero no me queda otra esperanza para que me vuelvas a notar.

miércoles, 17 de agosto de 2016

Quisiera escribir como Sabines..

..y dejar las estupideces para otros tiempos. Para momentos diferentes.

Ser, vagamente, recordado por dos o tres versos interesantes. Comunes pero intensos. Llenos de verdad y de dolor. Al final de todo, el dolor nos alimenta y nos mantiene alertas a la oleada de personas, de desamor y desesperación que ahogan nuestras almas.


Y así, como si nada, nos mudamos al pasado. Nos olvidamos.

lunes, 15 de agosto de 2016

El amor es, a mi gusto, complicado, dificil de explicar y casi imposible de sentir.
Me muero pero supongo que es así.

Espero que contigo todo sea mejor.

sábado, 13 de agosto de 2016

No tengo mucho por lo que sentirme orgulloso (salvo mi hija, mi genialidad, la inteligencia que brota de mi cerebro y mi punto de vista sinigual de las cosas comunes de esta aburrida vida).

Aún así, he perdido casi todas las batallas que he peleado. No tengo muchos que compartir con la comunidad de esta ciudad. No tengo logros destacados ni ambiciones que me hagan resaltar de los demás.

Es complicado hacerte ver que soy menos idiota y egoísta de lo que fui en el pasado.
Me canso de escribir de esta manera poco poética y simpática.

miércoles, 10 de agosto de 2016

En promedio, me gusta ir al cine solo. Caminar en la noche o por la tarde sin un rumbo definido.
Zarpar de cualquier lado a la hora más conveniente. Divisar fines de semana aburridos y, con antelación, reunirme con quien pueda, hablar de ti, beber una o diez cervezas para inmediatamente partir a casa sin la necesidad de estar pensando en que eres más feliz sin mi.





lunes, 8 de agosto de 2016

Casi todos los días, el estrés satura mis buenas intenciones. Me arropa la ansiedad, la vulnerabilidad, el dolor, la casualidad. El deber de tener que desaparecer de este universo (que es paralelo al tuyo).

Te extraño. Recuerdo los días de antaño cuando no te veía. Donde a veces no pensaba en ti.
Los días en que la primavera era menos gris. Los años perdidos de nuestra vida.

Me emocionaba el reencuentro y la necesidad de ser relevante. Perdía por completo la cordura y todos los movimientos que planeaba con antelación para verte. Para sentirme unido a ti sin importar que el tiempo transcurriera rápido contigo y lento en otros lados (maldita relatividad).

Qué cansancio..

Sobre mi mente viajan los últimos buenos momentos que tuvimos. Un poco de los segundos finales que, seguramente, ya no te importa recordar.

Agradezco mil cosas. Millones de vidas juntos. Detalles pequeños imperecederos, palabras pulidas con amor. Y hoy, el odio y el rencor que eternamente cae sobre mí.



En la playa y en el mar,
en el espacio vacío sin gravedad.
En las carreteras desiertas y transitadas,
en los más grandes valles desolados..

No existe lugar en el espacio ni momento en el tiempo donde me sienta libre de ti.


miércoles, 3 de agosto de 2016

Te extraño.. aunque de igual. Aunque las cosas del pasado se queden permanentemente atrás.

Te quiero.. y no es la terrible soledad la que habla. Es nadie. Soy yo. Soy la misma persona que conoces desde la mitad de los noventas y de muchas más vidas.

Da igual y lo sé. Lo he vivido.
Te agradezco tanto...

lunes, 1 de agosto de 2016

Me gustaría, cualquier día, volverte a ver. Abrazarte. 

Regalarte un poco de mis planes a futuro.. anhelando que quieras compartir los tuyos conmigo.

No he dejado de pensar en ti. Ni ayer ni nunca.

viernes, 29 de julio de 2016

Por mi cumpleaños me gustaría.. Menos ganas de querer dormir. Un poco más de calor aunque no soporte tu ausencia (para tener que quejarme de algo más).

Quisiera, en exceso, no volver a pensar en tu aroma o en tus cejas. En las breves piernas.
Acariciar los años que se quedan en el tiempo, volver a pensar en los tristes momentos que te regalé.

Lo siento.

Para mi cumpleaños quisiera.. Un poco de paz y tranquilidad. Amistad pública y honesta.
Libertad de sentirme mal si eso me hace feliz.

Ya casi,..
No muero de amor ni de nada.
No me importa si mis planetas explotan y se despedazan a través de tus galaxias.
Queda poco de mi..








martes, 26 de julio de 2016

Podrías decirme menos con tanto. Es irremediable el dolor entrelazado a mi pasado.
No vuelvas.